Gestión de Calidad
Cursos de Gestión de Calidad

La eficiencia de las organizaciones se evalúa desde la perspectiva de los accionistas, la empresa, la sociedad y las futuras generaciones. Por tanto, es prioritario cuidar el impacto de sus políticas económicas, ambientales y sociales.

Abrirse a nuevos mercados, en los que los requisitos en cuanto a calidad y respeto medioambiental son elevados, exige apostar por sistemas de gestión específicos, ideados, desarrollados y auditados por profesionales.

Las exigencias del mercado obligan a las organizaciones a implementar sistemas de gestión de la calidad, que vayan más allá de la relativa al producto o servicio ofertado. E ISO 9001 es el estándar más utilizado.

Una correcta gestión de los datos disponibles determina los resultados de cualquier organización, de ahí que la información un activo importantísimo para las empresas y que sea imprescindible garantizar su seguridad.

La ISO 50001 permite a las organizaciones que la implanten identificar las operaciones que pueden contribuir al ahorro y a la eficiencia, y favorece su mejora continua en cuanto al desempeño energético.

La obtención de la certificación voluntaria SA8000 pone de manifiesto el hecho de que, en la organización acreditada, se promueve la puesta en marcha de las mejores condiciones laborales posibles.

Asegurar la calidad es de vital importancia para los fabricantes de productos cosméticos, que han de cumplir con resquisitos de buenas prácticas y que tienen en la ISO 22716 una valiosa herramienta de gestión.

Aplicar el MSA permite al sector automotriz alcanzar la calidad en la asignación de valores a objetos materiales, para representar las relaciones entre ellos con respecto a cierta propiedad particular.

La información ha ido cobrando peso en la organización empresarial hasta el punto de convertirse en un valor en sí misma, de ahí que su gestión sea una herramienta fundamental para todo tipo de empresas.

La satisfacción del cliente y la mejora de procesos a través de la medición y el análisis estadístico de los factores que contribuyen a su rendimiento es primordial para las empresas; y a ello contribuye la aplicación de Six Sigma.

Conocer las herramientas necesarias para ajustar la producción a las necesidades del mercado, permite a las empresas ofrecer aquello que la sociedad demanda y en el momento en el que lo solicita sin que esto suponga costes inasumibles.

La creciente competencia obliga a las organizaciones a centrar buena parte de sus esfuerzos en optimizar sus procesos y en reducir sus costes de producción, para poder ofrecer calidad a precios ajustados.

Adaptar la producción a la demanda de un mercado cada vez más exigente, obliga a las empresas a idear fórmulas a partir de las que optimizar sus procesos, reduciendo, al mismo tiempo, costes y tiempos.

Una correcta planificación permite producir y proporcionar aquello que se necesita en el momento en el que lo demanda el mercado; y, así, dar una respuesta efectiva sin que esto suponga costes inasumibles para la empresa.

Una correcta planificación de las fases ligadas a un sistema productivo es determinante para alcanzar los objetivos empresariales planteados y, con un coste ajustado, abastecer al mercado en tiempo y forma.

La detección y prevención de posibles fallos en etapas tempranas de creación de un producto o servicio permite un sustancial ahorro de costes y tiempos. De ahí la importancia de utilizar la técnica AMFE.

Para adaptarse a las exigencias de un mercado cambiante y global, las organizaciones precisan profesionales preparados para diseñar e implantar procesos adecuados para avanzar hacia la calidad total.

La apuesta por la mejora continua, imprescindible en el mercado actual, obliga a las organizaciones a mejorar e integrar sus sistemas de gestión, algo para lo que resultó determinante la publicación del Anexo SL.

Al objeto de recudir los accidentes y enfermedades de trabajo, ISO publicó en marzo de 2018 la primera regulación internacional que establece requisitos a implantar en las organizaciones, la ISO 45001.

Implantar sistemas que contribuyan a avalar la calidad en todo el proceso productivo y en el servicio que se presta al cliente, antes y después de la venta, es fundamental para ser competitivo en el mercado actual.

El estándar OHSAS 18001 se creó para aportar claves para la creación de sistemas de seguridad y salud en las organizaciones, permitiéndoles asegurar la política, requisitos legales y objetivos previamente establecidos.

Apostar por implementar herramientas para la mejora continua en la búsqueda de la calidad total es clave para garantizar la competitividad de las empresas en un entorno económico cada vez más exigente.

Avanzar hacia la calidad total y, con ella, hacia la excelencia constituye el objetivo principal de las organizaciones más modernas, que tienen en el Modelo EFQM una herramienta especialmente útil para lograrlo.

Las nuevas exigencias en cuanto a medidas de ahorro y eficiencia energética obligan a racionalizar el uso de los recursos, a fin de lograr la eficiencia energética de los edificios.

Una correcta medición evidenciará la conformidad de los productos con los requisitos que haya determinado una organización, de ahí la importancia de la metrología, básica para alcanzar la calidad.

Toda empresa alimentaria debe contar con sistemas adecuados para identificar y controlar los peligros que puedan afectar a la seguridad alimentaria, y el estándar BRC es uno de los modelos más utilizados para lograrlo.

Para la industria alimentaria es prioritario garantizar la calidad y seguridad de sus productos y procesos. La norma ISO 22000 de Gestión de la Inocuidad de los Alimentos constituye una herramienta útil para lograrlo.

La publicación del Anexo SL supuso un antes y un después en cuanto a la implantación de las normativas referidas a los sistemas de gestión que contempla ISO, al favorecer la opción de apostar por SGI integrados.

La ISO 9001:2015, una de las normas más populares de la International Organization for Standardization, aporta las claves para favorecer y optimizar la gestión de la calidad en todo tipo de organizaciones.

El correcto análisis de tiempos redundará positivamente sobre la producción de cualquier empresa, puesto que permitirá reducir al máximo aquellos lapsos que no generan valor añadido.

Cursos disponibles

 

Cursos ACEDIS

 

Más información